lunes, 31 de enero de 2011

...Ser no es lo mismo que estar...



A veces el amor y el odio son tan 
parecidos que podrían ser lo mismo...

2 comentarios:

Andrea dijo...

Los extremos se tocan

Garvía dijo...

No se yo si son tan extremos :P